Autor » J a v i

Descripción

Cual Giorgio Jackson de topless, el revolucionario tiene sus metas claras, o al menos, eso gusta de aparentar. Es un luchador urbano de los ideales más profundos, cree en la libertad, igualdad y fraternidad. Pero sobre todo, en la fraternidad, en fraternizar profundamente contigo y todas las mujeres.

No le da miedo enfrentarse a los pacos, sale sin capucha a protestar, ojalá en las protestas con manifestaciones artísticas y cosas pacíficas, donde hay más minas bonitas y con ganas de ser felices en armonía con el mundo, esparcir amor, hacer cuadros plásticos, bailar y etc.

Este jote suele ser un posero de la política, de democrático no tiene nada, porque a sus víctimas las escoge con pinzas, las convence de que el amor es la fuerza más grande y que darle la pasá es un acto de justicia y equidad.

El revolucionario (al peo) se cree su cuento, cree de verdad en un mundo mejor, en el fin de los abusos, en la justa repartición de las riquezas y un montón de ideales muy justos, pero no nos equivoquemos: No tiene ningún interés real en hacer algo por ellos, sólo le interesan para impresionar a las minas que gustan del tipo hippie urbano moderno Robin Hood.

Técnica de ataque:

Su discurso es su principal arma, el “Revolucionario” es uno de los jotes más peligrosos, porque tiene el poder del hablamiento bonito. Con lindas palabras de revolución, amor, paz, de ayudarnos entre todos por un Chile más justo, no te vas a dar ni cuenta cuando estés TAN entusiasmada, que de pronto estarás excitada. Y listo. Ojo que las épocas de elecciones son su periodo más fuerte, mucho lugar común listo para ser utilizado en tu contra (o en tu beneficio. Eaea).

Frase típica:

“La sociedad está perdida sin amor, sin autoridades justas, que sepan de verdad anteponer al ciudadano a cualquier interés personal. ¿Cierto linda? Tú me entiendes.”

¿Vale la pena?

Pocazo. Nuestra recomendación es que, de hacerla, debes haberte hecho antes un profundo lavado mental, para no enganchar con su volá de justicia social al peo. Si eres a cualquier nivel sensible a la cosha soshial, te va a terminar doliendo igual la desfachatez del susodicho.

 

 

Descripción:el clon

El clon se denomina así porque, en palabras cortas, no tiene o no expresará nunca su personalidad propia de su misma propiedad. En su clóset puedes encontrar desde chaquetas con tachas hasta polerones flúor, pasando por poleras de Threadless, chalecos de lana de alpaca teñida y una sotana de monje tibetano.

El clon es ese típico hombre con el que conversas mil horas y tienen TODO en común, gustos, sueños de infancia, historias creepy, mascotas, etc. En realidad, es fácil reconocerlo, sobre todo cuando, al momento de detenerte y pensar, sientes que si dijeras que te gusta comer caca, él diría “EN SERIO!!!?? A mí también!! Nunca había conocido a nadie que le gustara”. Lea el resto de este artículo »

Seguros Falabella nos desafió a entrar en el clásico debate sobre quién maneja mejor, los hombres o las mujeres. Como siempre, pueden hacer sus descargos y aportes en los comentarios. Aprovechen de seguir el debate en twitter mediante el hashtag #NosotrasManejamosMejor.

[kml_flashembed publishmethod=”static” fversion=”8.0.0″ movie=”http://www.faqwomen.org/wp-content/uploads/2012/07/falabella-faqmen.swf” width=”468″ height=”60″ targetclass=”flashmovie”][/kml_flashembed]

=========================

Soy mina, tengo auto y es mi aliado. Bajo esa premisa es que me permito entrar a esta discusión sempiterna: ¿Quién maneja mejor? ¿Los hombres o las mujeres? Aquí vamos.

Defíneme “mejor”: Chocar es malo, tener el auto como membrillo, pésimo, pero morir, es peor. Simple y bonito, si mejor es estar vivo, preguntémonos entonces ¿Cuál mata menos? Revisemos los hechos.

Hombre va manejando y es adelantado rápidamente por otro conductor. ¿Qué pasa? La mayoría de las veces, él se siente menoscabado en su hombría, picado en el orgullo y violado por un ají. Acto seguido mete chala y se preocupará más de pasar al osado imbécil que lo adelantó que del tránsito. Situación que se repetirá con aún mayor certeza si ese otro conductor le levantó el dedo, lo miró feo o lo puteó a vista y paciencia del mundo. Afírmate cabrito.

Mina va manejando y es adelantada rápidamente por otro conductor. ¿Qué sucede? Ella piensa “mira el pelotudo, cómo tan desesperado. Seguro está que se mea. Tarado. Pfff” Y se sigue pintando, mirando el celular y/o cambiando la radio, con un 48% de su atención puesta en el tránsito. Lea el resto de este artículo »

¿A cuánto lolo no ha seguido usté de vuelta en twitter por su foto? ¿Cuánto DM loco no le ha llegado con invitaciones de todo tipo? Si el teclado aguanta todavía más que el papel, el jote de la Internet abunda. ¿o no?

A continuación, una reflexión acerca de este personaje de la Interné, tan re-conocido y abundante. Si se siente aludido o personificado en esta descripción, no desespere, salir a jotear a la vida real puede ser su solución. Es que ser jote/galán/masho recio por DM y chat es lo más fácil del mundo, se puede prometer cielo mar y tierra, hablar en cuanta poesía se le plante y atribuir cualquier tipo de error, olvido o dejación a un desperfecto de tipo capa 7 hacia abajo. Fácil y bonito.

Guatón-linuxeromente

Le mandarán videos y memes para que se ría, le dirán cosas bonitas o cochinas acerca de su avatar y, mientras más loca y “lanzada” sea usted, mejor, porque en Internet se aprecia mucho a la mina que es “ella misma”, que hable mucho de sexo sin represiones y con opiniones fuertes y decididas, es todo parte de la fantasía. Lea el resto de este artículo »

Hablar de los breakups es como ponerte a hablar de guaguas: Toooooooodo el mundo mundial cree tener el mejor dato y solución para todos tus problemas. Desde la crema de matico hasta emborracharse al punto de que se te olvide cómo te llamas y a quién le prestaste el poto, cada quién parece tener lo que, en estado de desesperación, es un buen consejo.

Sin embargo, queridas chiquillas, el punto acá es llegar hasta la raíz de los problemas. O, por lo menos, evitar a toda costa el pajeo mental que significa lograr entender la volá detrás de una patá en la raja, de esas dadas con ganas. Como usted bien sabe, los machitos son terrile descifrables; se les pilla en las mentiras, se les nota siempre la cara de babosos y, para su beneficio señorita, cuando se trata de pasteles, se les puede reconocer en actitudes que denotan cierta inclinación por apretar cuea y pegar la patá.

En esta pequeña serie, encontrará las distintas técnicas y actitudes previas que ciertos pasteles demuestran antes de decidirse por la PLR, se las decimos aquí para que después no se ande quejando y diga “ay pucha, no lo vi venir :(“. Lea y ponga atención a esta primera técnica de la serie:

La Bicicleta

Cual Ronaldo jugando su mejor golazo, el pololi que le salga con la bicicleta previa antes de patearla es bien CSM. Tirando pataditas locas pa acá y pa allá, tanteará el terreno con harto cuidado antes de decidirse por la amarga despedida. Digo que es bien marrrdito porque es uno de los que más engañada la tendrá: No le cambian los arrumacos (que ya, evidentemente, hace por costumbre) ni los regalitos, ni los mensajitos. Ni siquiera se le van las escenas de celos, aunque sí se vuelven cada vez más esporádicas.

Entonces, ¿Cómo cachar que se viene la PLR?

Ponga usted mucho ojo a las siguientes actitudes:

  • Si de repente la llama cada vez menos, pero cuando habla con usted le dice “mi gordita linda la he extrañado tanto últimamente, a ver si encontramos un tiempito para juntarnos“. El weón nunca quiso hacerse ningún tiempito, pero gana momentum para seguir pensándola, gallineando hasta que se le junten las suficientes razones y la esquiva valentía para poner fin a lo que ya se le murió.
  • El cicletero tendrá siempre una salida por el ladito cuando no esté todavía listo para chutearle el traste: “Tengo tanta pega/que estudiar”, “Mi mamá quiere que le ayude”, “me comprometí con el Rolo para acompañarlo”, “el Juancho terminó con la polola así que andamos al rescate”, y etcétera. No significa que siempre que le digan esas cosas sea mentira, pero fíjese bien si las dice justo cuando usted quiere conversar porque la tienen intrigada varias actitudes de su pololi o, peor aún, cuando las usa todas juntas, una tras otra.
  • En este momentum, también debe notar usted que las conversaciones se vuelven más actuales: ya no le habla de dónde van a vivir juntos, de irse a hacer un postgrado y vivir la vida de patiperros, de las gracias que harán los niños (porque cuando los hombres se proyectan, no hablan directamente de los hijos, sino de lo que les van a enseñar y de los orgullos de padre chocho). Ahora con cuea le dicen que tienen el cumpleaños de tal o cual, o que van a ir a la celebración de algún compadre. Incluso le cuentan con ese tono de “pero si te da lata, puedo ir yo”.

La bicicleta es típica de los weones que no se atreven a dejar la cagá hasta que se les hace insostenible. Y entonces dejan la ZORRA, se mandan a cambiar y, como son bieeeen gallinitas, prefieren hacerse humo tras la escoba.

¿Y ahora, Quién Podrá Ayudarme?

Nosotras la ayudamos: esté atenta a los síntomas y oblíguese a ver desde afuera su relación cuando los detecte; de seguro encontrará razones por las que hay que terminar ya con la tontera. Antes de pegar la patá usted primero, como las locas, y luego de pensar bien PERO BIEN BIEN lo que quiere usted, converse honestamente con el pierno y no sea gallinita usted también.