A veces una es porfiada, muy porfiada. Y te dicen que no, que no y tú dale con que sí, que sí. Porque pucha, te gusta mucho o estás esperando que él cambie o porque por alguna razón (ceguera temporal, estupidez, te caíste de cabeza a los dos meses) no ves las señales que como gigantografías se te aparecen en todas partes diciéndote: “pégate la escurrida”, “no está ni ahí contigo” , “¡TE ESTÁN AGARRANDO PARA EL HUEVEO TONTA HUEONA!”.

Pero de ser tontas (a veces) sabemos mucho y queremos compartir esa sabiduría para que no des más jugo y así dejes de perder tu valioso tiempo en ese ser que debe estar roncando mientras tú pierdes el sueño.

No quiere conocer a tus amigos

Llevan saliendo harto rato y resulta que tienes el cumpleaños de tu amigo, el mejor carrete del año; carne y piscina, tomar tequila del ombligo, beerpong, limbo, montoncito, sexo, drogas y cumbia. Todos curaos en el carrete más épico de la historia. Lo quieres invitar porque ¡es el manso carrete! y lo pasaría la raja. Lo invitas, te mira con cara de “wow, wow, bájale la espuma a tu capuccino hermana”  se engrifa y te dice que no está na’ listo para conocer a tus amigos. Tu le dices: “oye si no te estoy pidiendo matrimonio hueón” y el te dice que sí, que sí sabe, pero que justo ese día tiene que llevar a su gato a ponerse las vacunas y siempre después de eso queda agotado porque los gatos son así.

Sí, CTM.

No me etiquetí porfa ¿ya?

Le complica sobremanera que lo etiqueten contigo en alguna foto. No es que sea un ermitaño de las redes sociales, de hecho pasa todo el día en facebook, pero por alguna extraña razón, no quiere que aparezcan fotos de él contigo, ni cerca ni lejos. Extrañamente siempre aparece en fotos con los amigos, nunca mujeres cerca salvo las feas, pero los avisos de: “Jacinto es ahora amigo de (inserte nombre de mina rica tetona aquí), son muy frecuentes.

También se mantendrá al margen de comentar cosas que publiques tú, a menos que hayan muchos comentarios donde pueda pasar piola. Nunca un corazoncito ni un beso, jamás.

En redes sociales es un tipo x,  un amigo normal con el que se comentan a veces y se publicarán un par de memes.

 No quiere que conozcas a sus amigos:

-No puedo hoy porque está de cumpleaños el guatón Lucho, buena onda el guatón, yo te he hablado harto de él. No puedo faltar.

-Que rico, me encantaría conocer al Guatón Lucho, debe ser buena onda…

-…Es terrible buena onda, ya, me voy, chau. Te llamo si me desocupo temprano

– Tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Ahí quedaste po, se fue a carretear como siempre y nunca jamás llegó el “acompáñame”.

A menos de que piense que no te gusta salir porque efectivamente no te gusta salir a ninguna parte, te están dando la cortada niña por dioh. No está ni ahí con carretear contigo y sus amigos.

Cambia cuando están en público:

Cuando están solos te toquetea, te habla tonteras, te abraza, te besuquea,  se pone meloso y cariñosito. Pero de la puerta para afuera: buena onda loca, aquí somos amigos.

Olvídate de andar de la mano o caminar abrazados. Es imposible llegar a ese nivel de intimidad en público, porque no quiere que lo vean así contigo. Tiene una bipolaridad amorosa que pasa del “me encanta estar contigo” + besos+abrazos al “jajaja que erí buena onda + empujón + palmada en la espalda”

Es un turrón de amor antes de tirar pero después se pone weón:

Te lo está sacando y diciendo: “ya me tengo que ir” al mismo tiempo. Es como que lo invitas a comer, le preparaste sushi, se lo traga, se tira un chancho y se va sin darte las gracias.  Mal educado po’, ¿acaso no le enseñaron modales? ¿a hacer sobremesa? Qué es eso de tirar e irse como si una fuera un completo de servicentro con palta falsa.

No es que se tenga que ir, arranca después de tirar como si quedarse lo fuera a convertir en piedra.

No po niña, ¿ve que la tienen para la paipa?

No está ni ahí con escuchar tus problemas y te cambia el tema:

-“Ya, pero no hablemos de eso, relájate y olvídate ”

– Pero es que tengo pena, se murió mi abuela que me crió y….

-Naaa, la vida es así, ven para acá…(muac)… (teta)…(muac)

El 70% de sus citas son después de su carrete, en tu casa.

El curao caliente, ese es tu mino de ahora y tú, el bootie call. Te llama a las 5 de la mañana el sábado diciendo: “holi, erstái en tu, bbfff…casaa, ando cerca…hip brffff…te voy a ver y hagemo cushiarita?” con el que nunca se juntan en el día a conversar o tomarse una cosita piola. No, él llega a tirar, después de que lo pasó muy bien solo y porque probablemente no se pudo agarrar a nadie más porque huele a muralla de botillería.

No hay paseos, ni regaloneos en casa, ni comidas ricas, ni ver películas (una relación sin películas no tiene sentido). No tienen nada de lo que uno se supone que debe disfrutar con una pareja. No, el llega a tirar, cuando está curao, caliente, o no tiene más que hacer. Las cosas como son.

Francamente.

Bueno, las señales hay que querer verlas. Y no es malo ser la tiramiga cuando se quiere ser la tiramiga, pero serlo y querer ser otra cosa, es complicado para la autoestima. Uno no puede andar renunciando a lo que quiere por caer en gracia a alguien que quiere todo lo contrario.

Sinceridad con él, contigo. Saberse especial y recibir ese trato especial es sumamente humano y válido, no se conforme con menos. Usted está en todo su derecho de no querer ser solo la que se tira cuando está curao.

Chai

La Maga, creadora de Leguleyes, adorable e inofensiva doncella de personalidad múltiple: adicta a la danza, al derecho, la literatura y la música, siempre acompañada de Petunia, su fiel corcel a pedales. Sígala en Twitter!

11 Comentarios:

  1. karenisse dijo el 24 / 04:

    La raja tu artículo… Es cierto a veces lo sabemos, pero somos duras pensando que si sucederá… Y no, no hay cambio…

  2. Mirepiscis dijo el 24 / 04:

    las amigas pierden saliva diciendo eso porq una es hueona, lo sabe y sigue igual

    así no más es

    buen artículo

  3. dijo el 27 / 04:

    Así son ellos :/ Por eso mi regla de oro es; a no ser que una quiera weviar, sin pedida de pololeo no hay cacha. Corta.
    Cuando ya caíste; dejar de pescarlos, no llamarlos, e irse para la casa después del carrete cuando te están mirando con cara de “y?? quédate poh”, también es buena estrategia 😉

  4. rastaman dijo el 27 / 04:

    preocúpense de ser irresistibles, de tener vida, de tener cuento, de hacer lo que les gusta. así seríamos los hombres los que empezaríamos a escribir este tipo de posts.

  5. Kuyenray dijo el 29 / 04:

    … y ahí quedé tirá’ en el suelo, cual P5T1 barata y curá… al borde de que salga esa lágrima desgraciá’ que será la precursora de muchas más, traídas por los malos recuerdos!

  6. a mi me pasó dijo el 6 / 05:

    exacto..me paso con las fotos… sospeche y claro..el weon termino conmigo visperas de 14 de febrero, cerca de mi cumpleaños, al mes estaba con otra a la que SI le pidio POLOLEO.
    a la larga fue mejor… ahora tengo un pololo maravilloso que me considera, me ama…
    pero la otra weá nunca se olvida…
    donde te pille te saco la cresta ctm!

  7. Skyz dijo el 9 / 05:

    Lo pior es cuando te dicen “quiero estar solo, prefiero estar libre” y etcétera, y al mes figuran pololeando y felices de la vida.

    ¡Digan las weás como son mejor, así sufrimos menos!

  8. Nth dijo el 19 / 05:

    Cuando tenía 14, me enamoré como una loca por 4 años de un mino que no quería nada que ver conmigo. -Sólo tiramigos-
    -él me gustaba muchísimo, tenía 17, toca la batería, tenía el cabello largo y un tattoo-
    Conocí sus gustos.
    Su casa.
    Su familia.
    Sus mascotas.
    Sus amigotes -que querían conmigo, entonces él se daba cuenta y decía que yo era su chica-
    Incluso llegué a decirle que lo amaba.
    -llorando-
    Así pasaron 4 putos años sin que él se interesara en mí, en lo más mínimo.
    Pero tuve la venganza perfecta.

    Fuí a su casa una noche.
    Tenía invitados -algunos vecinos y su primo que siempre me ha tirao la onda-
    Tiramos.
    Salimos a fumar marihuana.
    Luego yo volví dentro de la casa.
    Recluté a los 5 vecinos de él que estaban ahí y me los f*** a todos al mismo tiempo, mientras el veía por la ventana.
    La primera vez que lo veía llorar.
    No sé si fué impotencia, rabia o sentido de pertenencia.
    Me vestí y me fuí.
    Fue contrario a las buenas costumbres, eso lo sé. Pero la satisfacción que me dio verlo así, no la cambiaría por nada.
    Desde esa noche, soy más sabia.

  9. mujer del siglo XVIII dijo el 30 / 05:

    Él va a cambiar por mi!!

  10. Mirepiscis dijo el 9 / 06:

    jajaja ctm q me reí con el post anterior, “lo voy a cambiar con la fuerza del amors” como la Myriam Hernández o la Ena von Baer

    y no poh! si te tienen pal hueveo

  11. Cristina Castañon dijo el 14 / 09:

    Es tan clásico hoy en dia mi ley ahora es que hay que tener el tiramigo de años el que sabes que no hay opcion de ser algo mas pero que tira como los dioses y se tienen para satisfacerte tus necesidades pero si te gusta alguien para “bien” que no exista la cacha corta como dijo una amiga x arriba en los comentarios…las weas como son una no es para ser servicentro de palta falsa jajajja


No sea niñita y comente!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Connect with Facebook