“Hola, hablemos de mí: Mis peores defectos son ser demasiado perfeccionista, demasiado exigente conmigo mismo y demasiado insistente”. Yeah RIGHT.

egocentrismo-redes-sociales-300x296

Este sujeto, tan requete conocido, es el pastel ególatra. Lo primero que se debe tener claro sobre este galán es que su gran amor de la vida es ÉL mismo. Después de él, normalmente viene su madre (o figura materna preferida, como la tía o abuelita que lo crió, o esa amiga un poco mayor que lo acogió cuando se vino solo a vivir a la ciudad).

De entradita le es harto fácil conquistarte -no te culpes- porque tiene tan claras sus ***múltiples*** virtudes que sabe perfecto cómo usarlas para despertar todas esas hormonas que un hombre seguro y decidido mueven en ti, sobre todo si vienes de una racha de pasteles poco interesantes.

El ególatra te deja viendo todo rosadito con su conversación interesante, su sonrisa ganadora, e incluso, su caballerosidad. Al principio no se va a notar que es un egocéntrico empedernido, pero a lo que vaya agarrando confianza, va a empezar a mostrar la hilasha salvajemente.

La cosa parte por burlarse del resto: “jajaja, pequeño padawan”, y hablar con rimbombancia a veces absurda: “… claro, porque las bolsas en Asia están al alza y en San Francisco todas se vuelven locas.”

Después vas a notar que sus temas SIEMPRE son más interesantes que los tuyos: “Sí amor, qué lindo, pero cacha que hoy conversé con mi profesor de filosofía griega y me contó una teoría tan interesante sobre la cacha’e la espada y la pata’e la guagua, pero le tuve que rebatir porque BLABLABLABLA…”.

A esto siguen las crecientes patadas a tu pobre autoestima: “Ay mi amor, no sea tontita, no ve que está hablando puras cabezas de pescao <3 tan lindi mi amorcita!”, “Ay pero obvio que te buscan, si tienes las medias tetas, riquita, los hombres somos animales, no les interesa lo que dices, yo sí te quiero”, “Si yo fuera mina y tuviera una foto bonita también tendría hartos seguidores en Twitter”.

Aquí, si no te empiezas a aterrar, estás en un grave problema, porque la cosa sigue con sus episodios de “me aburren tus/nuestros amigos, no se puede tener conversaciones serias con nadie. Al menos tú eres linda de mirar <3 cosita”. Y ahora es cuando, si todavía tienes un poco de amor propio, te das cuenta que bajo toda esa pachorra mal entendida, se esconde un pobre sujeto ávido de vítores y miradas suspironas, porque los ególatras tienen la autoestima secretamente TAN baja, que necesitan desesperadamente:

a.- Que todo el mundo se las suba y encuentre que son los más sexies, inteligentes y maravillosos del mundo.
b.- Bajarte a ti y a todo el resto a un nivel inferior al suyo. Estás en su círculo porque igual (iguols) eres “mejor que el resto” pero nunca NUNCA, mejor que él. Él es el más mejor.
c.- Llamar la atención. No le importa si cae mal o si lo pelan apenas se va. Puede soportar ser odiado y descuerado, pero jamás ¡Jamás! podría aceptar pasar desapercibido.

Así, ya estás advertida. Si quieres mucho al pastel, recomiéndale que se haga terapia, que se supere a sí mismo, pero recuerda: es muy fácil conquistar a un ególatra (basta con hablar de él) , pero muuuuuuuy difícil salir de sus redes cuando te dejas agarrar y recuperar la autoestima cuando te libras de él. Nadie espera que te hagas cargo del aplastante amor propio de un verdadero pastel ególatra. Que no se diga que no lo advertimos. Besitos :*

J a v i, Loca, regalona, chica chora y amnésica. Le hace caso a su mamá y escribe weás. Sígala en Twitter!

13 Comentarios:

  1. La Maga dijo el 24 / 02:

    :O
    Javita jajajaajajajajaaja csm te metiste a mi cabeza.

  2. Mapapo dijo el 24 / 02:

    Al principio, empecé a leer y pensé que lo había escrito yo, pero me acordé que no así que fui saltando de una en una, pensando que lo habíamos escrito, por los detalles que comentas.
    Mierda Javi! Te pasaste esta vez. Me encantó.
    Y bueno, tengo una especial predilección por los hombres egocéntricos, por lo que de seguro, me traerá más de algún chat de ” Me sentí súper identificado con este post”.
    De todo lo demás que me estoy riendo a carcajadas, se los envío por interno 😉

  3. Carolein dijo el 24 / 02:

    Eso es un trastorno pos mija!!! Trastorno narcisista de la personalidad, ahora si es por especímenes ególatras, el más típico (y no sacado de un libro de sicología) es el típico weon feo/gordito misógeno/fascista que jura de guata que es bello bello y taaaaaan bkn, que no duda en joderle la pita a los demás. Se le puede ver insultando con “guatona culiá” a una mina que es la mitad de él, tocándole la bocina a abuelitos que cruzan la calle, y muy pero muy preocupado de la pinta que lleva ud. Cuek!

  4. yuyito dijo el 24 / 02:

    Jaaaasa jas wua jaa Me acorde de hace años de uno que me perseguia por la”disco” y me decia con voz matadora” me tienes miedo?” Jaa pero desde cinco centimetros mas abajo que yo..( mido uno sesenta) jaa no weon me caes mal jaaa pero no podia creer que “EL” no me gustara jaaa genial! ! Como siempre. !!! Felicitaciones!!!!

  5. David dijo el 25 / 02:

    Una de mis mejores amigas tenia un pololo que era así, era un verdadero sacowea, a todos nos caía mal y ganas de irnos a los puños sobraban. Ahora que lo pienso tienes la razón por que en verdad era de autoestima muy baja con una mascara para todo el mundo de alguien superior, denostaba a todos, pero en realidad no es diferente al inseguro que humilla a su pareja para bajarle el auto estima y mantenerla cerca, la diferencia es que uno es muy buen actor. Y la verdad a mi amiga le costo un mundo salir de ahí. Son un fiasco esas personas

  6. LaElla dijo el 25 / 02:

    Es como si me estuvieran describiendo al último infeliz con el que salí, y ¡ay mami! que son peligrosos estos pelotudos. Pero están fregados, ni terapia ni nada, al primer indicio de encontrarse con sacoweas así, aplicar operación huída antes de que sea tarde (para tí y tu autoestima); esos huevones no saben querer a nadie más que a ellos, porque además de ególatras, son egoístas, hasta el borde de la violencia. ¡Ojo!

  7. Camila dijo el 28 / 02:

    OMG!!!
    Mi último galán era de esta clase de personaje, lo cruel aquí es que ambos somos así, terminamos por competir con el otro y todo se fue a la marte :/

  8. Pili dijo el 4 / 03:

    “Nadie espera que te hagas cargo del aplastante amor propio de un verdadero pastel ególatra.” Toda la razón y es una mierda que sean así, conocí un pastelito estudiante de derecho con las mismas características , un caballero, un galán, culto, perfecto..pero estás tan encandilada con su “brillantez” que no te das cuenta que todo lo hace para alimentarse el ego; algo de narcisista debo tener para que me gusten tipos así pero este me dejó marcando ocupado. Si te lo tiras, lo típico es que no te va a buscar más porque ya sació su aumento de autoestima y te tendrá en el limbo para recurrir a ti cuando se le pare la raja. Lo importante es no volver a caer y darse cuenta que es un csm/lindo que no por ser mas “seguro” que el resto y desapegado va a ser menos pastel, hace daño el wn y ni cuenta se dá.(su inflado amor propio es egoísta y no ve mas allá de su nariz)

    • Lady Penny dijo el 5 / 03:

      sobre todo porque esa seguridad y tanto amor propio además lo que hacen es esconder taaanta inseguridad, que no vale la pena 🙂

  9. Hombre Pollo dijo el 3 / 04:

    Buenisimo.
    Al parecer es un galan muy comun, ya que varias comentaristas admitieron pasar por las fauses de esas bestias.

    Lo bueno que lograron escapar.

    Javi se habra servido alguno de esos patanes??

  10. Pelotuda dijo el 26 / 06:

    Lei esto en su momento y me hice la loca…
    Me lo advirtieron y no hice caso, asi que… a llorar a la FIFA no más xD

    Vendrán tiempos mejores… bye pelotudo

  11. J a v i dijo el 14 / 01:

    Sí, Hombre Pollo. Éste artículo lo escribí de primera fuente. Hay que admitirlo jajajajajaja.
    Pero también escapé a tiempo. FIÚ.

  12. La Maga dijo el 14 / 01:

    Es que se promociona muy bien, no hay nada mejor que él, cómo no le vas a comprar.
    Después te pegas la cachá.


No sea niñita y comente!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Connect with Facebook