Hoy en FAQMen tenemos a una invitada, Marisopa, quien nos ha de develar una de las más antiguas técnicas de la selva: La Técnica de Tarzán. Y usté, ¿tiene ideas para posts? Léase nuestras reglas del juego y luego mándenos su colaboración a [email protected] :*

=====================

¿Se acuerda usted de Tarzán? Un masho recio, guapo, musculoso y marcado, peludo pero sin parecer mono, y con un vozarrón que le permitía anunciarse por toda la selva. Tan salvaje como la selva misma, pero hombre al fin y al cabo, y con su corazoncito también pues… mal que mal, se nos enamoró de la Jane.

Pero como bien sabemos, a muchos Tarzanes les encanta sentirse libres sabiendo que tienen una hembra en la cabaña arriba del árbol. Cumplen al pie de la letra el dicho de “más vale pájaro en mano…“. Y con esa tranquilidad andan por la selva, saltando de liana en liana, pasándolo chancho. ¿Y la Jane? Bien, gracias… Ojo comadres, esta técnica se trata únicamente de los Tarzanes con Jane en la casa. El verdadero macho libre, sin chiquilla atrás, no representa ningún riesgo para usted más que la adrenalina de revolcarse con él.

¿Le ha pasado alguna vez que conoce algún Tarzán emparejado que -a pito de nada- le comenta que igual piensa terminar con la relación en un corto plazo por A, B o C motivos? O peor aún, ¿le ha tocado a usted un Tarzán con quién sospecha que tiene onda pero está ocupado, y que en cuanto encuentra oportunidad le comenta que su pololi-señora-novia-prometida-etc., es una bruja que puro le hace pasarlo mal, y que ojalá hubiera conocido a alguien como usted antes? Lea el resto de este artículo »