Jack Dorsey, el creador de Twitter: Rico, nerd, millonario y pasado a Social Media.

Es aparentemente el menos ñoño de todos. Digamos porque probablemente tuvo un pasado menos nerd que el resto de nuestros queridos, pasaba más piola o peor: nunca lo fue. Nunca fue bueno en geografía de África, ni en leer partituras de música mozárabe, ni en matemática aplicada: él prefería conocer gente en latinchat o que se le completaran los comentarios del fotolog, donde ponía fotos shúper logas, con textos onderos.

Pero por qué digo que es ñoño: porque no hay weá más ñoña que googlear a alguien, revisarle el perfil completo en FB o ver con quien está conectado en Linkedin. Y aunque probablemente todos los que estamos leyendo lo hemos hecho alguna vez, créeme que hay gente allá afuera que NO lo hace. Al ñoño social media esto simplemente no le cabe en la cabeza.

Todo en él es social-media: hace check-in en 4square hasta en el motel (¿hay algo más loser que ser “alcalde” de tu casa?) y fotografía la comida que le hiciste. Cuando hablan de una canción te pregunta si está en Grooveshark y si no está la sube y te la linkea.  Él no te envía un archivo: te lo comparte en Dropbox. Qué es eso de preguntar el nombre: recuerda mucho mejor el @nick o el mail, y lo primero que hará cuando te des vuelta es sacar su smartphone para revisar si twitteaste algo referente a él. Porque obvio: su ego está en juego y es de sus principales, por no decir EL talón de aquiles. Lea el resto de este artículo »