Vengo llegando de zonas caribeñas y me acordé de este particular sujeto. Ahora que estamos en pleno verano y el calor  hace pensar cositas y dejar los calzones en cualquier parte, me pareció más que necesario encender la alarma y recordarnos a todas que existe este weón: el Latin Lover shileno.

Descripción 

Este muchacho no es ni latin, ni lover. De latin tiene ser chileno y algo morenito, pero se cree la mezcla perfecta entre Chayanne y Benicio del Toro. Suele ser fanático de todo lo que sea caribeño, bananero, de esa cultura caliente, mami.

También suele frecuentar salsotecas, discos pachangueras y hasta organiza bailongos, donde pueda sacar a la fémina de su gusto a bailar y chasconearla un poco, apretujarla, marearla a vueltas de merengue.

No te va a costar mucho reconocerlo porque es súper entrador y le encanta imitar el acento cubavenezolano, así como en talla, pero en realidad le encantaría tener una excusa para hablar así. Siempre. Y te vas a tentar con el acento.

Este lolo no es muy exigente, es más, le gustan las minas más apagaditas y hasta cartuchas, a las que pueda mostrar todo el sabor que lleva dentro y hacer que de puro calor se saquen los calzones. Es como su desafío permanente desflorar niñitas buenas que se vuelven malas por bailar ritmos endemoniados y pecaminosos del Caribe. Hablando de fetiches.

Técnica de ataque

Como todas en mayor menor grado necesitamos un chasconeo de vez en cuando, todas las que él escoja estamos vulnerables a caer en sus redes de saborsh. Además, como se sabe todas las canciones mamonas caribeñas, tiene las mejores frases para conquistar hasta a las más tiernis, que se creen el cuento de la princesa y el sapo (WAIT).

Ten mucho cuidado, porque su objetivo normalmente es calentar a la más pacata, mientras más como señorita se porte, más posibilidades tiene de “ganar” (??)

Frase típica:

“A mí también me encanta la bachata, yo te enseño (con agarrón de cintura/poto incluido)”, “Pero mami, no te preocupes, si esto se baila así, apretaditos (mismo agarrón de cintura/poto)”.

¿Vale la pena?

Sólo si te gusta mucho bailar y la pachanga y el calor, mami. Si eres de la onda caribeña, puedes pasar súper buenos momentos haciendo creer a este jote que le está resultando. O dejando que le resulte. 1313.