¿Por qué vamos juntas al baño? ¿Qué hablamos cuando nos vamos a empolvar la nariz con la amiga al tocador? A esto: A llorar, a pelar, a tirar chuchadas al pérfido, a contar intimidades cochinonas o a ver como lo haremos para agarrarnos a tal tipo.

Por eso hoy inauguramos la sección Baño de Minas en FAQMen: de desahogos varios, moquilleos y ¡maricón me cagaste la vida! de parte de nuestras adoradas lectoras. Así que agarren sus potes de helado de 2 litros, los pañuelos desechables y sean bienvenidas a pelar con los relatos de dos lloronas despechadas artistas invitadas. 

============================================================

Manteniendo la dignidad (o aparentando mantenerla)

Por Leonessa

Dignidad, complicada palabra. Todos tenemos una hasta que: no nos pescan, nos patean, nos cagan o nos la ponen difícil. Y digo “hasta” siempre que el sujeto en cuestión sea relevante… que tampoco se diga que las mujeres pueden perder la dignidad por cualquiera. (Asienta con la cabeza aunque se mienta a sí misma, solo por mantener intacta la palabrita con la que comienza este texto).

Cuando no nos pescan: no se trata del típico weón que “no te pesca”; en realidad es mucho peor que eso. Es el típico ‘semental’ (estoy siendo amable) que te mira, que envía señales de esas bien obvias, su lenguaje corporal parece decir a gritos “juegue”… ¿Peeeero?: No. Increíble pero cierto: ahí se queda, en los acercamientos discretos y… sería.

Cuando nos patean: Aquí, el estallido de cierta clase de fluidos es inminente: llanto, mocos, desesperación, todos los “¿por qué?” de la vida y las relaciones de causalidad más ridículas que llegan hasta: “Si no hubiésemos ido en 2009 a la casa de la Sole… snif y no hubiésemos follado cuando llevaba puesto el calzón de mi vieja, nada de esto estaría pasando”.

Cuando nos cagan: la mezcla perfecta entre rabia, orgullo herido y ganas de tomártelo todo: se analiza a la culpable de tu desgracia, lloras, lanzas objetos y haces numeritos. Él es un hijo de puta. Tú eres la víctima; y es que, siendo sinceras, siempre es mejor cuando es una la que se manda la gran cagá, por más que después derrochemos cargo de conciencia por todos los poros del cuerpo.

Cuando nos la ponen difícil o póngale el nombre que quiera: “que anda frío”, “que no me entiende”, “que llega tarde de la pega”, “que se va a una conferencia no sé dónde mierda con todas las compañeritas de la oficina”. No sé, en la cabeza de una mujer hay miles – si, miles – de razones (y no tan razones) para decir que un hombre “nos la pone difícil”.

Entonces, ¿qué pasa? algo se nos tiene que ocurrir. Hay que quedarse con la última palabra porque eso nos hace sentir victoriosas; y como la comunicación es nula y ya estamos con la mierda hasta el cuello, recurrimos al peor aliado: redes sociales.

Como intentar mantener la dignidad pública intacta

Facebook:

  1. Aprenda la sabia lección de la “no-textualidad”. Hay miles de formas de decir las cosas sin tener que ‘megustear’ páginas terriblemente chulas para tirar un palo.
    Los megusteos tipo “Me perdiste, ahora sabrás como se viBe sin tenerme y no hay vuelta atrás”, “Si te gusto tanto… ¿Por qué no me violai?”, “Mi corazón late por tiiii… protéJelo antes de que sea tarde”. Hacen que nos veamos patéticas. La dignidad desciende a cero y lo peor – realmente lo peor – es que no solo te hacen parecerlo frente al mino en cuestión, sino frente a todos tus contactos y a los amigos de tus amigos, y a cualquier weón ocioso que esté pendiente de la información instantánea (créeme: son muchos).
  2. Actualizaciones de estado desesperadas. Cualquier cosa que empiece con “Me carga…”, “Qué triste que…”, “La vida me enseñó a…”, y ya luego podemos irnos por cualquier adjetivo como “maricón”, “pobre weón” y la mártir que anda “chata”, “Desilusionada” o “destrozada” (resta aun más puntos de dignidad, si van con mayúscula y decenas de signos de exclamación)
    Convengamos en que las amiguis pondrán palabras de aliento, pero de ahí no pasa. Por cada  amiga de esas tiernas que te prestan el hombro, hay por lo menos cuatro pelándote en el chat por “alumbrada”.
  3. Las canciones. Peligrosa cosa. Un guiño por ahí, quizás, no esté demás (como para removerle la conciencia al sujeto). Pero cuidado: cuidado primero con los gustos. Seguramente esa canción mamona de Camila te hace mierda, pero NO. Y un “no” rotundo. Prohibido Arjona, Luis Miguel, Natalino y cualquier cosa que se le parezca. Sofistiquemos las preferencias antes, para que por lo menos el palo vaya acompañado de algo de buen gusto.

Twitter:

No hay nada peor – métete esto en la cabeza – nada PEOR que colgarse de un hashtag para desahogarte. Es que si en facebook ya la cosa raya lo miserable, en twitter la cuestión te convierte automáticamente en una arrastrada. Y la tentación es grande, porque hay tanta mujer y tanto hombre sembrando el germen del despecho por ahí, que resulta que surgen y surgen tendencias idóneas para sacar afuera toda la mierda que quieres vomitar. No lo hagas. Se nota y mucho. Haz el ejercicio de revisarlos en este preciso momento: no hace falta más que una sola neurona para detectar a una despechada al segundo… y así mismito te detectarán a ti.

Dime de que presumes y te diré de lo que careces:

Comprenda que la regla se aplica a la inversa. Si no encontró en su mente mejor técnica que tirar frases que hagan alarde de ‘shuper’ independencia, del tipo “Hola. Terminamos hace 24 horas y ya te olvidé”, note que se entiende igual – o peor – que en los dos casos anteriores. Al menos en esos casos se agradece la sinceridad.

El pateticismo romanticón viene en el paquete completo y se eleva cuando nos va como el orto en el amor: grita y llora con el perro (discreción segura) o con una amiga de esas bien, bien piolas y si no la tienes (porque en realidad son pocas) asegúrate de qué, al menos, no tenga contacto alguno con el sujeto objeto de tu desesperación, para que el numerito que te mandes no llegue jamás a sus oídos.

============================================================

¿Tiene su desahogo y quiere colaborar? No sea tímida y mándenos su catarsis (bien escrita por supuesto) a [email protected] :*

FAQMen, Niñitas hablando de varones. Descuerando varones, destapando varones. Cuidado varones.

21 Comentarios:

  1. Carolina dijo el 5 / 07:

    Siempre DIGNA!
    Regla número 1 de la vida !!!!!!!!

  2. Elise dijo el 5 / 07:

    jjajajaj FACEBOOK! EL PEOR ENEMIGO!! jajaja nada confiable puede salir de el!
    Dignidad!! vamos a conservar la dignidad, aunque si no la conservas, mejor quedar como loca que arrastrada.

  3. Girasoles dijo el 6 / 07:

    Si contara las veces que he visto a varias de mis amigas/compañeras de universidad poniendo status despechados en facebook! Es verdad, dignidad es lo primero. Pero a veces estamos tan dolidas que es lo primero que hacemos.

  4. guachaca dijo el 6 / 07:

    chuuuuuu yo tengo una amiga, que hace rato se esta ganando unos golpes.. wn de verdad no se como hacerla entender que deje de andar ventilando toda, pero toda su vida amorosa en face, que un dia estoy bien, que al otro mal, que onda?? y si fuera la unica seria entendible, pero que hizo esa cagá de facebook que tiene a tantas mentes perdidas publicando todo, pero todo como si tuvieran 15 años… ni mi hijo lo hace, sugerencias pa poder ayudar a esa pobre pajarito y corte la webada de publicar todo??

    • Erli dijo el 7 / 07:

      Ouchhh!! Por favor, golpéala verbalmente!! Lo necesita. Es lo que hace una verdadera amiga.

  5. Erli dijo el 7 / 07:

    Muy acertado el post, está bien que nuestros estados de ánimos se noten en face o en twitter, pero otra cosa es ser directa y alumbrada sobre cosas específicas. Yo aprendí mi lección, le hice un comentario a una amiga en su muro sobre un chico, una indirecta, y después le tipo me preguntó si me refería a él. Obvio le dije que no y que no sea un egocéntrico de mierda, que nada de lo que posteara o twitteara tenía que ver con él… desde entonces soy mucho más reservada, y si tiro un palo… no dejo que no sea obvio para el universo.

    Saludos!!

  6. polaca dijo el 9 / 07:

    Retirarse callada…y resignada es lo mejor.
    No se entiende en el momento ni a los 4 meses…pero con el tiempo…uno se da cuenta de lo que significa.
    Y la sensación es grandiosa!!!

  7. otroaporte dijo el 9 / 07:

    Uf q hacía falta q alguien lo dijera!!! Se agradece el palo/directa para las shiquillas y shiquillos, pq he visto q tb lo hacen… No si no Hay Salú!!!

  8. Dani dijo el 9 / 07:

    al hueso leonessa!
    que buen articulo, cuantas andan por ahi alumbrando, este es pa compartirlo y tirarle palos a todas…..

  9. _LaMaga dijo el 9 / 07:

    A quien no le ha pasado. Tirar el comentario para a los dos segundos después decir con resignación: “chuuuuucha…que la cagué”

    A todo esto, hay una aplicación de gmail, que te da 15 segundos para arrepentirse del mail enviado, antes de que sea demasiado tarde xD

    • La_Maca dijo el 13 / 07:

      La que este libre de pecado que tire la 1° piedra….

      Tirar “palos” por las redes sociales es lo peor… facebook y twitter son realmente SATANICOS!!!!

    • la_nako dijo el 13 / 07:

      esas mierdas atentan contra toda salud mental, construyendo personas q no somos!!! (y dejando ver lo q, a veces, no quieren q veamos… “ojos q no ven, feizbuk q te cuenta!”)

  10. Kensei dijo el 10 / 07:

    Aplausos por las “reglas” para Facebook!

    realmente todas esas frasecitas estilo “tirate un palo” son eso y escritas por minas ociosas y/o despechadas con cero dignidad.

    Y no es tanto los “hombres ociosos pendientes de las actualizaciones instantáneas” si la frase es “megusteada” por alguno de tus contactos, aparece en tu muro y te mandan una notificación xD (true story)

  11. mary dijo el 10 / 07:

    es verdad, yo termine en una extraña situación y cualquier cosa que publicara, generalmente sin relación a el, lo relacionaban de una, finalmente el y el resto creían que mi vida giraba en torno a el, da lo mismo lo que pongas hay mucha gente copuchenta y q vive de eso e inventa cosas, desaparecer un rato es mejor aunque cueste

  12. Carolein dijo el 11 / 07:

    Lo bueno de la dignidad es que sirve pa que pase el mal rato más rápido, como uno no le anda poniendo más énfasis al asunto…Lo malo, es que puchas que cuesta en respecto al desahogo, porque al principio necesitas estar maaaal y llorar y todo…pero no podí!!! Y como que alrededor tuyo cachan que andai mal, y te preguntan, pero como respondes dignamente piensan “ahhhhhh, está mal, pero trata de no demostrarlo, no le digamos nada mejors” y te miran con cara de pobrecita-tu y te tratan con condescendencia. ES LO PEORS!!!!

  13. Cata dijo el 13 / 07:

    Dignidad en facebook por favor!!! las frases chulas, las canciones cebollas y los estados penosos , más que solidarizar me dan ganas de decirle que sea más digna, además es tan obvio que quieres que el otro se entere!!!
    Otra cosa penosa tb es cuando comienzan a coquetearles a todos los amigos que le comentan algo, sólo para que el malvado se pique!, que pena!

  14. Pindepin dijo el 13 / 07:

    Es lo peor! Pero más malo aún es que se asocia tanto lo que uno escribe a lO que se supone nos pasa, que una vez por escribir un comentario a mi asistente, hubo un par de chiquillos del pasado que se atribuyeron la frase!
    Fb= alimento del ego

  15. Saramago dijo el 19 / 07:

    Respecto a los temones, un consejo probado por la experiencia, porque ella me ha pegado a mi muy fuerte y me ha servido para devolver el golpe (porque obvio nos eliminamos de facebook), una foto de portada de la canción en cuestión, y quizás una frase, pero sutil, para que si no entiende por foto proceda a googlear…

  16. Constanza dijo el 24 / 09:

    Tengo una amiga que llora 23 horas al día, recuerdo un examen de 5 horas llego a casa y lo primero que veo sus estados llorando
    llegando a pensar que el examen no fue nada tedioso a leer todo el inicio con sus estados
    dignidad poca le queda y aunque le hemos dicho que asi solo se ve peor
    cada estado que publica la caga mas

  17. dijo el 16 / 05:

    Partí a revisar y filtrar mi fb de cualquier indicio de indignidad.

  18. Veronika dijo el 4 / 03:

    Llevo mil horas riendo con la leccion de la “no-textualidad”. Sobre todo con lo de “me perdiste, ahora sabrás como se viBe sin tenerme” xD
    Saludos!


No sea niñita y comente!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Connect with Facebook