Entre suspiros adolescentes, hormonas disparadas y curiosidades vergonzosas aparece el primer amor. El primer él, a ese que le dibujaste corazones en el cuaderno y le prometiste amarlo por siempre. Ese por el que te enfrentaste a tus padres para decirles “estoy pololeando”.

El primero que presentaste formalmente a la familia

Ese con el que duraste más de lo que esperaste.

Ese del que te enamoraste tanto que pensaste que nunca se terminaría.

Ese con el que te ahogabas de tanto amor. Del que no podías soltarte, agarrándose en cada rincón sin poder dejar de tocarse. El mismo que intentaba poner atención a tu madre que le contaba  alegre las gracias que hacías cuando niña, mientras tú le agarrabas sus gracias por debajo de la mesa por el puro gusto de ver su desesperación.

Ese que te trató con delicadeza y que no te presionó.  El que tuvo paciencia para enseñarte a no tener miedo y que te hizo descubrir que tocarse era tan rico, que no había vergüenza en pedir, en sentir, recibir y complacer. El que aprendió al mismo tiempo que tú todas aquellas cosas que luego compartieron con otras, con otros.

Ese con el que descubriste que existían los orgasmos, los celos, las peleas y las pornos.  Por el que te desapareciste  de tus amigos porque no necesitabas nada más. Ese que se convirtió durante años y años en tu mejor panorama.

Ese con el que pensaste que te ibas morir de tanto tirar, pero con quien también aprendiste a  acurrucarte y que hizo de la cucharita mañanera el mejor lugar para estar.  Con quien hacerse cariño se hizo natural y adictivo,  sin vergüenza de decir cosas melosas o hablar como idiotas. Con el que nunca tuviste miedo de querer.

Ese con el que pelearon tanto y se perdonaron tanto. Quien te quiso tal como eras sin nunca necesitar ser otra persona, porque crecieron juntos y te adoró en todas tus facetas.

Ese con el que creíste que estarías para siempre, que aprendió a cocinar para darte sorpresas y de quién recibiste cartas que hasta hoy atesoras. Ese del que guardas los mejores recuerdos y con  quien siempre te dolerá un poco la guata al verlo. Ese que nunca quisiste dejar de querer, pero con el que la vida te hizo separar caminos al crecer, porque había que conocer el mundo y había que hacerlo sola.

El que te enseñó que sentir tanto, tanto amor si es posible.

Ese al que hay que agradecer haber conocido y que tiene que saber lo maravilloso que fue.

Al primer amor, gracias.

La Maga, creadora de Leguleyes, adorable e inofensiva doncella de personalidad múltiple: adicta a la danza, al derecho, la literatura y la música, siempre acompañada de Petunia, su fiel corcel a pedales. Sígala en Twitter!

36 Comentarios:

  1. ladypenny dijo el 17 / 12:

    Ay dioh! Tantos recuerdos, tantas sensaciones, tanto todo… qué pena que no existan segundos primeros ellos <3

  2. J a v i dijo el 17 / 12:

    A ese que todavía no sabes por qué dejaste de querer “así”. Gracias de verdad <3

  3. P. dijo el 17 / 12:

    Mierda. Me llegó tanto, tanto, tanto (¡tanto!) que podría volver a llorar como hace tiempo no lo hacía; tal vez porque ese primer amor fue hace tan poco que todavía duele, y es que a los 20, tres años parecen la vida entera.
    Iba a escribir algo gracioso pero al final terminé desahogandome. Gracias chiquillas, son lo máximo en el mundo mundial de la Internet 🙂

  4. Andi dijo el 17 / 12:

    A tí, el que me hizo emocionar con un sincero dibujo que contenía una rosa como eje central.
    El que me enseñó que los peluches eran algo especial
    A ese que cuando todo terminó, pensé que el dolor nunca acabaría <3

  5. dani dijo el 17 / 12:

    ese! ese sigue siendo mi amor… crecimos juntos, perdonamos bastante pero siempre llegamos a la conclusión de que nos preferimos el uno al otro sin importar el resto.

  6. Lovely dijo el 17 / 12:

    No fui tan polola, a mis 25 años sólo tuve dos pololos (digo tuve porque con el segundo me caso en unos meses mas) pero no se si será el paso de los años o la frágil memoria que me hace sentir que ese primer pololo no fue el primer amor… en cambio con el de ahora, si sentí todo lo enumerado y aún más…

    Bueno, en verdad supongo no tienen porque estar correlacionados el amor y el pololeo =P

    Gracias por amenizar un poco mi tarde con sus publicaciones 🙂

  7. Vivi dijo el 17 / 12:

    La renuncia a ése amor tremendo…fue difícil, nos conocimos chicos, nos quedamos juntos hasta ser adultos, y las etapas de la vida te exigían cosas nuevas, las responsabilidades cambiaron, los gustos también, la vida se te hace grande para los dos…

  8. M. dijo el 17 / 12:

    “de quien recibiste cartas que hasta hoy atesoras”

    Me llegó medio a medio el post..que bueno que no soy la única que siente lo mismo, jajajaja, porque han pasado varios años y todavía me acuerdo de ese gran amor.
    Pongo esa cita del post porque, de hecho, el otro día revisé la cajita que tengo todavía con sus cartas y recuerdos, y no sé que hacer con ella, debería botarla?? Él fue mi gran primer amor, pero cambió tanto y fue tan re chueco conmigo que no sé si vale la pena seguir guardando su recuerdo.. más encima que el botó todo lo que yo le di, incluso un album de fotos de nosotros hecho x mis manos, que me costó tanto hacer :c
    De todas formas, repito, muy bueno el post, me identificó mucho, y agregaría que él me enseño lo que es el desamor y cómo se tiene que vivir con ello.. no he sufrido ni he sentido tanto dolor por nadie como el que sentí por él. Hay días que pienso, que me hubiera gustado que todo fuera distinto y hubieramos podido seguir juntos o reencontrarnos y enamorarnos de nuevo, pero ya no fue.

    Saludos!! 🙂

  9. Científico dijo el 17 / 12:

    El amor no existe, dejen de fantasear y de idealizar tanto el impulso básico de la naturaleza de encontrar a alguien con buenos genes con tal de perpetuar la existencia del ser humano y de nuestra propia información genética.

  10. J a v i dijo el 17 / 12:

    Ñiooooooooooo <3 venga pa acá que le hacemos un nanai. O vaya a decirle a su mami que le haga cariñito. :*

  11. Carmin dijo el 17 / 12:

    que horror de ñonez !!!! de ese el primero solo malos recuerdos

  12. Tuto dijo el 17 / 12:

    Ay que malota Carmin.

  13. Belén dijo el 18 / 12:

    Guau!
    genial, preciso…
    agregar que como es el primero, es el que más duele cuando se acaba!
    🙂

  14. CamiL dijo el 19 / 12:

    No tuve de esos….solo mi pololo actual

  15. acertijo 667 dijo el 20 / 12:

    creo que todas hemos tenido uno, y de verdad agradezco cada paso, y cada momento que viví con él, desde lo bello, hasta la traicion y el termino, todas esas cosas me hicieron sentir viva.

  16. Mac dijo el 20 / 12:

    Hay Dios como me llega. Debo agradecerte primer amor

  17. Valita! dijo el 23 / 12:

    Idolas! Lo he leído tres veces y no puedo dejar de emocionarme… Por ese primer amor quien nos hizo tremendamente felices y que nadie podrá igualar…

  18. Identificada dijo el 25 / 12:

    Puta que duele este post :C

  19. josefina dijo el 26 / 12:

    uff que intenso.. será porque estoy todavia con ese primer él y creo que va a durar para siempre, y leer tu post me hace darme cuenta que probablemente no, y no quiero dejarlo nunca

  20. Yop dijo el 27 / 12:

    Con mi primer él nunca tuvimos una relación, porque yo fui muy cobarde para atreverme a aceptar cuánto lo amé. Seguí con mi vida y aún así, dos pololeos largos después, siento un pinchazo en el corazón y los ojos llenos de lágrimas y a este post sólo puedo adjudicarle su nombre

  21. val dijo el 27 / 12:

    Buenisimo el post, como siempre pero hay que tener en claro que el primer EL no es el primer pololo como se suele pensar..yo lo acabo de encontrar y no es el primero jajajajajaja depende de cada uno.
    Repito: Buenisimo el post, aunque sea romanticon.

  22. Javiera dijo el 2 / 01:

    La pura y santa verdad !!!, no importa si los caminos ya no esta ese EL, lo importante es todo lo bueno y lo que aprendiste con el.

  23. Erli dijo el 6 / 01:

    Es increible que despues de tener tantos pololos, al leer esto solo se me venga mi pareja actual a la mente. Espere por mi El y valio la pena 🙂

  24. clau dijo el 10 / 01:

    La pura y santa verdad, Lamento si haberme quedado pegada, x q si bien terminó hace muuuuchos años, matrimonio inlcuido para ambos, siempre ha seguid buscándome, como amiga, como confidente y aveces insinuandome algo más, sin nunca concretar nada, para luego desaparecer, y en un par de años volver a buscarme o buscarlo, es como un vicio. El problema que cada vez q esto pasa, vuelvo a sentir ese “hueco” en el estomago, y el apreton en la garganta, tal como lo sentí cuando se terminó la primera vez a los 17. bueno el post, me llegó tremendamente. Bss a todas

  25. lisa dijo el 14 / 01:

    El mismo que me dijo que el amor no era suficiente y rompió tanto mi corazón que sentí que jamás podría querer igual.

    Me hicieron llorar :c

  26. Cami dijo el 20 / 01:

    ayyyyyyyy que lindo me emocione tanto <3 vivo este primer amor y siento que nunca acabara porque desbordo de amor, muy buen post me siento muy identificada

  27. @paulinandreas dijo el 21 / 01:

    PRECIOSO post, qué bonitos recuerdos se me vinieron a la cabeza. Te felicito! Gracias!

  28. anto dijo el 24 / 01:

    A pesar de haber tenido otras relaciones mas informales antes, mi primer pololo es todo lo que describen aquí. me emocioné leyéndolo porque seguimos juntos y me da miedo pensar que tanto amor se puede acabar… pero dieron justo en el clavo, son secas chiquillas! <3

  29. Connie dijo el 26 / 01:

    ¡Cuanta verdad mi Maga estimada! Quedé con una sensación de nostalgia :c y, es verdad, a ese Él siempre se le recuerda porque fue el primero que nos hizo sentir cosas~ y sí, gracias es todo lo que queda por decirle 🙂

  30. Pía dijo el 10 / 02:

    Terminé hace 3 meses con el que fue mi pololo por casi 8 años… mi primer amor. Ahora tengo 24 años. Y juro que más identificada con el texto aquí escrito no puedo estar… me llegó directo al alma.

  31. Monchi's dijo el 14 / 02:

    Siempre hay un “ese” …el epílogo es el malo. Ese que después se fue y pensaste que morías y escuchaste cada canción cebolla durante meses (ver años). Ese que después se paseaba con una flaca tetona o una pendejada colegiala. Mientras tu reptabas y le rogabas. Esos bipolares q aguantaron las idioteses que los actuales por un cuarto nos mandan a la chuuu Y que cúmulo de años pasados te ubican por Facebook (caraduras).
    , más encima con estados como “casado con ..” Y cliqueas el nombre y aparece una foto de una mina con un par de cabros chicos y “ese” de fondo con la media sonrisa” o no dice nada y descubres que los años no pasaron de largo…y ufff. En fin ese CDSM. Buen post

  32. ipipip dijo el 25 / 02:

    yo creo que quizás no todas las historias de “el él” terminan igual… aca arriba escribió una amiga la cual su historia terminó muy triste… pero en mi caso, mi primer él , no fue mi primer pololo, si no mas bien mi primer amor, el me cambió la vida en verdad, conocí una realidad paralela con él y no me arrepiento ni siquiera de todo lo que lloré por su culpa… tal vez por que el también lloro, es uno de mis mejores amigos ahora, e incluso los dos con pareja e hijos, a veces,,, a veces nos miramos y en nuestros ojos se ve la misma llamita de amor, de cuando a nuestros 17 estábamos locamente enamorados, siempre va a ser mi gran amor, pero igual el sabe que no será mi único amor. 🙂

  33. ,_, dijo el 21 / 03:

    Lloro :(…

    Por ese amor que era todo para mi, pero que después de 4 años juntos no le costo nada en dos semanas estár con otra. Ahora es otra persona.

    Gracias por hacerme feliz cuando no te pusiste un csm…

  34. Csuarez dijo el 2 / 05:

    Jajajajaja crestaaaa me siento tan bien, porque creí que era la única pw que sentía esto jajajajajajaja buenísimo!

  35. Kuyenray dijo el 11 / 06:

    A ti… mi flaco, por enseñarme tanto y soportarme. Por comprender que al centro del huracán también hay paz… <3

  36. Carolita dijo el 30 / 10:

    AH!!! llore con esto…lo recorde como si fuera ayer … ese primer amor con el que me case y tuve dos hijos y pensar que todo termino tan mal. Solo puedo decir que estoy feliz de haberlo vivido y haber aprendido junto a el tantas cosas, incluso el desamor…


No sea niñita y comente!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Connect with Facebook